¿Sabemos seleccionar un socio?

11.688 views

Si para contratar un directivo, se realizan largos y costosos procesos de selección, para asociarse con alguien no se debería invertir menos, ya que si el negocio no prospera, un mal socio se convertirá en una carga que puede llegar a hundir la empresa. Una parte importante de las asociaciones acaba con grandes tensiones, tanto en la empresa como en la relación.

Si no ha trabajado nunca con el potencial socio o hace de ello ya muchos años, es necesario hablar con sus compañeros, colegas profesionales o empleados anteriores; ya que suelen arrojar algo de luz sobre la actitud, experiencia y comportamiento de la persona.

¿Se puede prevenir asociarse con un mal socio?

Estas son algunas señales de advertencia ante las que se debe estar atento:

Es mentiroso. Si detecta que la mentira forma parte de su día a día, ¿qué le hace pensar que este comportamiento no continuará tras la asociación? No se puede trabajar con alguien en quien no se puede confiar.
Valora más el dinero que el negocio. Si todo lo reduce a dinero, será difícil asumir riesgos, tomar algunas decisiones o realizar inversiones necesarias. Acabará bloqueando el negocio.
Quiere controlar todo. Quiere controlar el negocio… y a usted. Discute por los cargos, por la autoridad, sobre quien toma las decisiones, sobre quién hace qué… Esta es una situación en la que hay poco que ganar y mucho que perder.
Se excusa habitualmente. Si su socio tiene siempre una excusa para no hacer algo y elude la responsabilidad de sus acciones, paralizará el negocio. O no tiene capacidad, experiencia o formación, o no tiene ganas de trabajar.
No le gusta trabajar. Si su socio espera que usted haga todo el trabajo, mientras él se sienta y hace lo mínimo posible, el negocio no rendirá todo su potencial. A nadie le gusta repartir beneficios con quién no comparte trabajo.

Si puede evitar asociarse con alguien así, reducirá las probabilidades de tener un negocio deficitario o incluso en quiebra, y la cantidad de estrés y la frustración que estos socios causan durante su colaboración.

Los divorcios son fáciles y baratos en comparación con salir de una mala sociedad.

No se admiten más comentarios