Motivar a los colaboradores en las pymes

23.073 views

La falta de sincronía con la empresa, puede poner en peligro un proyecto, por lo que tratarla a tiempo es importante para que toda la plantilla retome el rumbo correcto. Expectativas insatisfechas, no estar en el puesto adecuado, no realizar un seguimiento del trabajo o insuficientes oportunidades de promoción, son algunas de las causas más comunes por las que se pierde la confianza y/o la motivación en cualquier compañía. En una pyme esto puede ser devastador.

Para conseguir que los colaboradores se alineen con la compañía, es importante detectar los “falsos compromisos”. Pueden hacer creer que una persona esté vinculada con la empresa cuando no es así. Quizá esté unida porque tenga una presión externa para mantenerse vinculada a la organización, o puede que simplemente quiera seguir para no perder sus privilegios por antigüedad, o por tener miedo al desempleo. Lo esencial es detectar esas actitudes, y comenzar a trabajar en una vinculación afectiva adecuada, para que la persona comparta los objetivos generales de la organización y los concretos de su puesto.

El directivo tiene que presentar políticas motivadoras y entusiastas, para potenciar el compromiso. Ser transparente en momentos complicados y escuchar todas las opiniones, son técnicas que alinean los valores de los empleados con los de la empresa. Para fomentar la confianza, hay que transmitir a “todo el equipo” cuáles son las metas que se deben alcanzar y cómo se quiere llegar a ellas (medios, recursos, tiempo, posibles obstáculos, etc).

También es necesario ser consciente de los intereses y expectativas de los empleados, de forma específica. No son las mismas causas las que motivan a un trabajador de 50 años que a uno de 25. Las prioridades y perspectivas son bien distintas, por lo que requieren un trato y gestión bien diferenciados; para ello es de suma importancia conocer los intereses y expectativas de toda la plantilla. Se da por sentado que ya sabemos que no se dirige de la misma forma a trabajadores con tal diferencia de edad, o a veteranos igual que a noveles.

Proponemos 4 puntales que funcionan muy bien en las pymes, para motivar a los colaboradores:

1. Cultura de la empresa. Una buena práctica es transmitir la historia de la organización, destacando los momentos de mayores logros, así como los más difíciles. De esta manera, todo el grupo valorará los acontecimientos de la compañía y entenderá mejor el camino que hay que seguir para afrontar los siguientes retos. Esto es muy útil en pymes que han pasado de una generación a la siguiente, y en las que también hay empleados que no son de la familia. Hacerles sentir parte del proyecto ayuda a que se sientan identificados con el negocio.
2. Formación. Las pymes se caracterizan por tener en su plantilla a colaboradores multidisciplinares. Ofrecerles formación específica para que sigan avanzando en su carrera y mejorando dentro de la empresa, ayudará a que se sientan importantes. Gracias a la formación, la organización evolucionará y los colaboradores serán partícipes de esa mejora. De hecho, la formación siempre es una de las claves de la motivación.
3. Tecnología. Para una pyme formada por diferentes departamentos con horarios distintos (los colaboradores trabajan desde casa), resulta adecuado incorporar tecnología que vincule las distintas áreas y facilite la comunicación. Herramientas sencillas como chats o una intranet, contribuyen a la transparencia y a la interconexión, así como a conocer lo que se está haciendo en cada puesto, cómo se está encargando cada departamento de sus funciones y cómo va avanzando el proyecto.
4. Innovación. Crear un ambiente en el que se promuevan las ideas ayudará a que el personal sea más proactivo y sienta libertad para exponer sus ideas. Es muy útil, convocar comidas mensuales para analizar los resultados de manera distendida, así como dedicar un tiempo a escuchar las soluciones y mejoras que propone la plantilla. Además, estas reuniones también servirán para detectar el grado de satisfacción de los empleados. Según su participación y la calidad de sus ideas se conocerá la falta de compromiso y así se puede aprovechar para descubrir la razón de ello.

No olvidemos que una plantilla motivada es la clave del éxito en cualquier organización.

No se admiten más comentarios