Feedback

19.033 views

Feedback es una palabra inglesa que significa retroalimentación o realimentación que es “dar respuesta a una determinada solicitud o suceso”. Se debe utilizar en el ámbito empresarial cuando se destacan los puntos positivos y negativos del trabajo realizado, con el objetivo de mejorarlo. El feedback es esencial a la hora de realizar una evaluación del desempeño y para crear un equipo de alto rendimiento. Quede claro de partida que feedback no es una simple conversación.

Existen dos tipos de feedback:

  • El feedback negativo, que implica que ante un hecho negativo o un error, su conocimiento y eliminación o cambio, ayuda a devolver la armonía en un proyecto y/o relación
  • El feedback positivo, que amplifica las posibilidades creativas abriendo alternativas, siendo la condición necesaria para incrementar los cambios, la evolución y el crecimiento

Dar feedback

Cuando proporcionemos feedback, éste será más positivo si:

  • Se parte de una escucha activa previa, que permita evaluar y comprender el conjunto de lo expuesto o de lo ocurrido
  • Quien lo ofrece tiene la autoridad y/o conocimiento suficiente para poder darlo
  • Es oportuno, escogiendo el lugar y momento adecuado
  • Aporta valoración apreciativa
  • Evita la crítica y el desdén (romperá el feddback)
  • Habla en primera persona, ofreciendo su propia opinión y asumiendo su responsabilidad sobre lo que exprese
  • Invita a la acción, planteando los pasos siguientes o las recomendaciones a considerar para darlos

Recibir feedback

Cuando recibamos feedback conviene:

  • Concebirlo como una oportunidad de mejora
  • Ser receptivo, no negar ni contraatacar con juicios y críticas (romperá el feddback)
  • Considerar la posibilidad de que el otro tenga razón, total o parcialmente
  • Solicitar ejemplos específicos si se considera necesario
  • Valorar el conjunto, ya que tenemos la tendencia a quedarnos con lo negativo o a no querer escucharlo

Técnicas para dar Feedback

Existen 3 técnicas para dar feedback, que conviene conocer y practicar, para que cada uno utilice la que más se adapte a su personalidad.

Técnica del Sandwich

  1. Expresar lo positivo, valorar el tiempo dedicado, el esfuerzo realizado, lo que gusta y con lo que se está conforme
  2. Expresar lo que necesita mejora, revisión o cambio (mejor aportando ejemplos)
  3. Terminar con una apreciación positiva general para dejar un buen sabor de boca

Técnica DMA

  1. Desactivar: expresar lo que se necesita dejar de realizar o evitar
  2. Mantener: expresar aquello que está bien y que se valora como adecuado y positivo, por lo que hay que continuar realizándolo
  3. Activar: expresar lo que sería conveniente o interesante añadir o empezar a realizar o tener en cuenta

Técnica MIMO

  1. Mantener: expresar aquello que aporta valor, que ya está bien como está y merece ser preservado para posteriores actuaciones
  2. Incorporar: expresar aquello que si se hubiera incluido, aportaría valor al resultado
  3. Mejorar: expresar aquello que sí ha estado presente y puede ser valioso, aunque es susceptible de modificar, bien en su cantidad, frecuencia o calidad
  4. Omitir: expresar aquello que ha estado presente, y que sin embargo no ha aportado valor al resultado perseguido, por lo que conviene eliminarlo para futuras actuaciones

Ya sólo queda ponerlo en práctica y comprobar los beneficios de un feedback bien dado y/o recibido. No olvidar que “sólo la acción provoca resultados“, que por mucho que se lea o se sepa de algo, si no se practica, no servirá de nada. Decía Platón que “el que lee y estudia mucho pero no practica, es como el que ara y ara, pero no siembra“.

No se admiten más comentarios