Formación a empresas

Imprescindible para el crecimiento de un negocio

formacion-a-empresas

La formación directiva y/o comercial en las empresas es un arma competitiva fundamental para la buena marcha de los negocios. Los continuos cambios sociales y culturales obligan a las organizaciones empresariales a un reciclaje continuo de su personal directivo y comercial, aspecto que se resalta especialmente en aquellas personas que tienen un contacto continuado con los clientes.
Por ello, es necesario dedicar una especial atención al departamento de ventas, ya que de su productividad se nutrirá el trabajo del resto de los departamentos de la empresa.

El objetivo fundamental de Formación Ventas es aportar a las empresas los servicios necesarios para disponer de equipos directivos y/o comerciales adecuadamente formados y motivados, que actúen como elementos claramente diferenciadores con respecto a la competencia en el sector. Para ello, adecuamos la formación a las necesidades específicas de la empresa en función de su ámbito geográfico, su producto o su red comercial.
Atendiendo a estas necesidades, disponemos de un gran número de cursos, que se imparten con una clara metodología que pretende la obtenciópn de resultados. De esta forma, pretendemos ajustarlos, de la mejor manera posible, tanto económicamente como en tiempo de dedicación.

Vendedores

La adecuada formación de la red comercial asegura una herramienta competitiva frente a la competencia del sector, así como una estabilidad mayor de este departamento en las empresas. Es conocida la alta rotación que existe en los departamentos comerciales en todos los sectores. Quizá una de las causas pueda ser que el vendedor es el eterno olvidado, ya que ni siquiera dispone de ningún tipo de enseñanza reglada en ventas. Y es también por este motivo, por el que una buena formación asegura un mayor entusiasmo y una mayor motivación en el vendedor.

El objetivo fundamental de la formación de la red de ventas debe ser crear equipos motivados con su trabajo, aspecto que dará estabilidad al área comercial de la empresa y, como conclusión lógica, se producirá un aumento de rentabilidad para ambos, el vendedor y la empresa.

Conocedores de esta necesidad, común a muchas empresas, disponemos de una clara metodología enfocada a resultados y diferentes formas para la formación de toda la estructura comercial de su empresa: in company, individual y coaching.

Directivos

La disposición, por parte de una empresa, de un equipo directivo adecuadamente formado, asegura el éxito empresarial de esa organización. Disponer de directivos y mandos, que sepan cómo crear y estabilizar un departamento en el que, además, la gente trabaje motivada y a ser posible entusiasmada, tiene como consecuencia inmediata un crecimiento importante de la empresa y de su rentabilidad.

Los servicios de Formación Ventas para los equipos de dirección se centran en contenidos prácticos de aplicación inmediata, y que todos los directivos deben conocer.

Por su parte el COACHING, saca lo mejor de cada profesional (gerente, directivo, mando o vendedor):

COACHING

El Coaching, como proceso socrático de formación ya que utiliza la mayéutica, consiste en conversaciones, a través de la relación entre preguntas y respuestas que mantienen dos personas, coach y coachee. En el referido proceso, el coach ejerce de mero estimulador, indica el camino y conduce a posibles soluciones, aunque es el coachee quien debe llegar a ella por sí mismo, ayudándose de la reflexión, el pensamiento, el potencial desarrollo de la faceta personal y profesional, el cambio de actitudes y aptitudes, la mejora de habilidades y competencias, el estudio, la observación, la reflexión y la potenciación del talento y las capacidades humanas.

El coach se compromete con su coachee en una alianza de colaboración, estableciendo unos objetivos concretos y diseñando un plan de acción que le permita alcanzarlos dentro de los plazos establecidos. Este plan fijará una serie de conversaciones entre coach y coachee, que permitan conseguir la finalidad prevista, acompañado de otro conjunto de actividades destinadas a mejorar aspectos concretos del coachee.

Para la efectividad del proceso es imprescindible que la relación esté basada en la confianza mutua (entre coach y coachee), ya que sin ella no puede existir un coaching eficaz.

Para mejorar la productividad del proceso, en el caso de coaching ejecutivo, el coach debería tener un cierto conocimiento del puesto de trabajo desarrollado por el coachee y la forma en que este puesto se relaciona con sus objetivos. Asimismo, ha de disponer de habilidad para comunicar; debe desear y ser capaz de compartir su información con el coachee y estar dispuesto a tomarse el tiempo que requiere este esfuerzo.

El desarrollo del coaching debe seguir siempre cinco pasos:

1. Observar. La observación de nuevos enfoques o puntos de vista, será fundamental para que el coachee encuentre soluciones y le permita elegir entre las alternativas disponibles para alcanzar sus objetivos.
2. Concienciarse. Concienciarse acerca del poder de elección. El coach centrará al coachee en las elecciones que escoja y sus consecuencias, brindándole herramientas específicas para elegir conscientemente y con mayor efectividad.
3. Fijar objetivos. Es esencial para todo proceso de coaching, contar con objetivos claramente definidos que servirán de guía para la toma de decisiones y acciones.
4. Actuar. Actuar de forma sostenida en el tiempo. El coach acompañará de cerca en este proceso, ayudando a superar las dificultades que vayan apareciendo al actuar.
5. Medir. En todo momento es imprescindible comprobar si el coachee se acerca o se aleja del objetivo fijado. Esto permitirá realizar modificaciones y así contribuir a la obtención de los objetivos buscados.

MODELO GROW

El modelo GROW es el método de trabajo básico empleado en el coaching, y según sus siglas en inglés significa:
Goal: Establecer metas intermedias para medir los avances y lograr el objetivo.
Reality: Explorar la situación actual del coachee.
Options: Revisar las opciones reales disponibles para planificar una estrategia.
Will: ¿Qué y cómo se va a hacer? Es decir, desarrollar el plan de acción, teniendo en cuenta los posibles obstáculos y en qué (sistemas, medios, formación, recursos, etc) y en quién puede apoyarse el coachee.

TIPOS DE COACHING

Coaching Americano: orientado a resultados.
Coaching Europeo: orientado a la persona.

En Formación Ventas fusionamos ambos tipos, ya que entendemos que es la ‘persona’ la que consigue ‘resultados’, y para ello nos apoyamos en la P.N.L. y en la mayéutica socrática.

 

No se admiten más comentarios