Workalcoholic

20.723 views

Workalcoholic (adicto al trabajo) es un término que nace en EE.UU., a raíz de los años ochenta, cuando aparecen los yupies. El término “alcohólico” se asemeja y contagia su significado a este otro tipo de adicto.

Para que todos sepamos si estamos bajo esta denominación, os dejamos las características del adicto al trabajo o workalcoholic:

1. Es un profesional perfeccionista, con ambición y afán de éxito, individualista, con dificultades para trabajar en equipo, 30-45 años, hombre, clase media-alta; suelen ser empresarios y/o directivos, aunque también abundan los abogados, médicos, economistas.
2. No existe un adicto a una sola adicción, suele tener varias: tabaco, cafeína, etc. Es común que esté asociada a la imposibilidad de decir “no”, al hecho de complacer a otros o de lograr el éxito.

3. La negación es una constante. Todas las adicciones se basan en una negación, pero esta negación es más compleja, porque trabajar está bien visto. Distorsionan la realidad.
4. Suelen tener la autoestima o muy baja o muy alta. No se aceptan como lo que realmente son, están haciendo esfuerzos imposibles para ir más lejos de lo que sus pies pueden llevarles. Están convencidos de que para ser aceptados han de ser siempre los mejores, y por eso tratan de aumentar sus logros.
5. Incapacidad para relajarse, no desconectan nunca. Funcionan bien con la adrenalina muy alta. Tienen una larga lista de tareas que necesitan ser realizadas. Como el trabajo es su “gatillo” (se llama gatillo a las situaciones que desencadenan la conducta adictiva), siempre tienen el gatillo a mano y nuevas ocasiones para estimularse y segregar un chorro de adrenalina. Síntomas de abstinencia en vacaciones o fines de semana. Sensación de culpabilidad durante su tiempo de ocio.
6. La abstinencia suele ir acompañada de depresión-ira.
7. Concretamente se señalan seis rasgos característicos:
– Interés obsesivo por conseguir objetivos
– Deseo de competir
– Necesidad de reconocimiento social
– Propensión a acelerar la ejecución de cualquier tarea
– Estado de alerta física y mental
– Implicación en múltiples actividades a plazo fijo
8. Hay dos tipos claramente diferenciados:
a) El impositivo, trabajador ambicioso y luchador despiadado: trabajador competitivo, necesidad de sentirse superior, sobrecarga de trabajo como imperativo ético
b) El inseguro: búsqueda continua y ansiosa de aprobación y autoestima, trabajador aislado y solitario, con una intensa relación profesional como sustituto de una relación interpersonal
9. Relaciones familiares y sociales muy debilitadas, como consecuencia de que no hacen caso de la familia o de los amigos.

“Al igual que un alcohólico, un workalcoholic nunca deja de serlo”.

Querido lector, si te reconoces como un workalcoholic, generalmente utilizarás el trabajo para esconder, negar y escapar de los problemas personales, sociales o familiares. En su grado más extremo, se trata de un trastorno psicológico de tipo compulsivo, y necesitarás de muchas horas de trabajo, para evitar la ansiedad que te producen la mayoría de las situaciones y de los ambientes fuera del trabajo.

Las consecuencias patológicas más inmediatas para ti de esta conducta, serán una vida inmanejable, una desadaptación crítica y graves repercusiones para tu salud.

A nivel físico, como adicto al trabajo es posible que padezcas problemas como gastritis, úlceras, infartos, ictus, hipertensión arterial, dermatitis nerviosa, colon irritable, cefaleas, parálisis y ardor en la piel, etc.

Si te ves reconocido en esta situación… ¡ponle límite! Si no es muy grave, un coach puede ayudarte. Pero si ves que te sientes plenamente identificado con las situaciones descritas: ¡por favor, por ti mismo, pide ayuda!

No se admiten más comentarios