Frases que conquistan clientes

25.962 views

Para garantizar un buen servicio de atención al cliente, existen frases de manual que conviene poner en práctica para tener contentos a los clientes.

La “actitud” del servicio al cliente es muy importante, y debe entrenarse y reciclarse periódicamente para que no se instale la rutina. Esta actitud muchas veces se demuestra, con frases muy sencillas, que evidencian la predisposición a ayudar.

Aquí os dejamos, algunas frases que ‘conquistan’ clientes:

¿Cómo puedo ayudarle?: la mayoría de clientes solo desean ser escuchados, tener la oportunidad de explicar detalladamente lo que necesitan. Sin embargo, muchas veces nos sentimos en la obligación de adivinar (no de escuchar para averiguar) cuál es esta necesidad, antes de haber escuchado al cliente. Al preguntar ¿cómo puedo ayudarle?, comenzamos un diálogo muy positivo, en el que mostramos nuestra predisposición a escuchar.

Podemos resolver su problema: en la mayoría de las ocasiones, el cliente quiere una solución a su problema, no que el proveedor le cause más problemas. Con esta frase enfatizamos el hecho de que estamos dispuestos a dar una solución.

Lo desconozco, pero buscaré la respuesta: con esta frase tratamos de dar confianza al cliente y que, ante preguntas complejas, nos comprometemos a dar con la solución lo antes posible.

Me responsabilizo personalmente: lo que distingue a una persona responsable de otra que no lo es, es su capacidad de hacer frente a asuntos complejos o difíciles. Con esta frase, asumimos un problema como propio y tratamos de darle solución, lo que evidenciará una capacidad de compromiso ante los ojos del cliente.

Le mantendré informado: en muchas ocasiones trabajamos muy duro tratando de buscar una solución ante un problema, y durante este tiempo no informamos al cliente de nuestros avances, por muy adelantados que estén. Tan importante como buscar una solución, es mantener informado al cliente.

Se lo entregaré a tiempo: si nos comprometemos con una fecha, debemos ser estrictos en su cumplimiento, sean cuales sean las circunstancias o problemas que vayan surgiendo. No prometamos algo que no vayamos o no sepamos que vamos a poder cumplir.

Le entregaremos exactamente lo que ha pedido: al hacer una venta para un cliente, se le entregará exactamente lo que ha pedido, ni algo similar ni tan siquiera “algo mejor”. Incluso si consideramos que podemos entregar algo mejor, será un elemento a negociar o al menos comentar a lo largo de la conversación, pero no puede tratarse de una decisión unilateral por nuestra parte.

Seguro que tú, querido lector, tienes las tuyas ¿las quieres compartir con nosotros?

No se admiten más comentarios